viernes, 23 de marzo de 2012

Acto 24 de Marzo - Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia





Me resulta muy difícil volcar en algunas palabras lo que representa este acto por muchos motivos:
Creo que el que más pesa es que esta conmemoración no se refiere a hechos sucedidos hace cientos de años como podría ser el recuerdo hacia algún prócer fallecido “de manera natural”.

Este es un día para que reflexionemos sobre lo ocurrido hace apenas 36 años y que de ninguna manera puede tomarse como “algo que pasó y nada más”.

Otro motivo de preocupación que tuve al sentarme a escribir fue que, la mayoría de los alumnos, quizás no pudiesen entender la importancia de este acto por su corta edad y porque tienen la inmensa dicha de haber nacido, estar creciendo y estudiando libremente.

Me sorprendió ver con qué interés mis alumnos trataron el tema y entonces entendí que, (desde mi lugar), éste podría ser mi aporte para que se pueda tomar conciencia de lo importante que es vivir en democracia.

Podemos estar o no de acuerdo con el gobierno de turno, pero es maravilloso poder pensar, decir, opinar, elegir y trabajar sin miedo.

Pude contarles a mis alumnos sobre los miedos que teníamos los adolescentes de aquella época. ¿Salir de noche? ¿Escuchar rock nacional? ¿Usar pelo largo los varones? ¿Ir a la escuela sin saco y corbata? ¿Adornarnos el peinado con colores llamativos?
¡No hables con nadie! ¡No digas que lo conocés! ¡LLevá documentos! Repetían con temor nuestros padres.

Éramos obedientes “a la fuerza”, nos estábamos olvidando de recordar.

“Algunas personas piensan que de las cosas malas y tristes es mejor olvidarse. Otras personas creemos que recordar es bueno; que hay cosas malas y tristes que no van a volver a suceder precisamente por eso, porque nos acordamos de ellas, porque no las echamos fuera de nuestra memoria”

Pido disculpas por no poder ser objetiva en mi discurso, sólo pienso en las 30.000 incógnitas que tenían casi mi misma edad en ese momento y que ahora desde algún lugar están pidiéndonos que ayudemos a las Madres y abuelas de Plaza de Mayo y a tantos otros Organismos de Derechos Humanos a que se conozca la verdad, se haga Justicia y que esto no vuelva a pasar ¡¡NUNCA MÁS!!
Silvia Majluf

No hay comentarios:

Publicar un comentario